Testimonios autobiográficos. Segunda parte: marxismo y colonialismo interno

Recepción: 12 de septiembre de 2019

Aceptación: 20 de septiembre de 2019

En el número previo de Encartes se publicó la primera parte de estos testimonios. En ella, Rodolfo Stavenhagen habló de episodios de su niñez y primera juventud: los primeros años en México, el descubrimiento de la antropología y las experiencias con el indigenismo. Esta segunda parte salta a la década de 1960: la formación doctoral en París, seguida de dos años de trabajo profesional en Brasil que culminaron con el regreso a su país de adopción. Ambas partes recogen fragmentos de varias conversaciones sostenidas con Rodolfo sobre sus experiencias intelectuales y convicciones morales, en su casa de Cuernavaca, al amparo de la generosa hospitalidad de su esposa Elia, durante el año 2015. Tratamos de seguir un cierto orden cronológico, pero no había un temario predeterminado: la conversación fluía con espontaneidad. Lamentablemente, su salud declinaba. Falleció al año siguiente. Muchas cosas interesantes quedaron por decirse.

Cuando Rodolfo arribó a París, en el otoño de 1959, para estudiar el doctorado, la ciudad era escenario de vigorosos y renovadores movimientos intelectuales de impacto global. Destacaban el estructuralismo antropológico, liderado por Claude Lévi-Strauss, y los marxismos de diversos cuños: uno de ellos vinculado al estructuralismo (su abanderado era Louis Althusser), otros al maoísmo, al trotskismo y a diversas visiones anticolonialistas. El existencialismo y el marxismo dogmático (aún marcado por la herencia estalinista) ya no entusiasmaban a los jóvenes; el propio Sartre se inclinaba hacia las tesis de Mao Zedong. A principios de 1960 ocurrió la prematura muerte de Albert Camus, el pensador independiente que anteponía la honestidad intelectual y ética a cualquier ortodoxia. Los historiadores disputaban en torno a la historia social y económica introducida por la Escuela de los Annales. Dos figuras radicales, influidas por el estructuralismo pero con derroteros propios, provocaban cismas: Jacques Lacan entre los psicoanalistas y Roland Barthes entre los críticos literarios y los semiólogos. En 1961, Michel Foucault publicó Historia de la locura y dio comienzo a su polémica carrera y a discusiones epistemológicas perdurables. En el mismo tiempo, ardía la guerra de independencia de Argelia, culminada en 1962, que fundó pasiones irreconciliables y puso en tela de juicio las ideas políticas francesas.

El estudiante Stavenhagen ingresó a la Escuela Práctica de Altos Estudios, que permitía a los estudiantes elegir cursos y desarrollar desde el comienzo un proyecto propio de investigación, bajo la dirección de un investigador maduro. (La Sección VI de esta institución se dedicaba al saber económico-social; más tarde se independizó y adoptó el nombre de Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales). Pero el novel doctorante no se afilió a ninguna ortodoxia. Escogió como director al africanista Georges Balandier, uno de los fundadores de la antropología política en Francia. Pensador independiente de izquierda, no tenía la fama de Lévi-Strauss, pero su valía académica no era menor. Para Rodolfo, el descubrimiento de la antropología africanista fue paralelo al del origen colonial de los países del Tercer Mundo, que incluían a los de América Latina. La decisión de escribir su tesis sobre un tema muy poco explorado: las clases sociales en los países postcoloniales, predominantemente agrarios, representó un desafío a los dogmas prevalecientes; responder a él le exigió la inmersión en una literatura prácticamente ignorada por la academia mexicana (ciertamente por la enah, como él lo comenta en las entrevista). A conocer el mundo postcolonial y sus luchas le ayudó la amistad con varios compañeros de estudios que luego se convertirían en figuras de la izquierda intelectual internacional: Claude Meillassoux, Samir Amin, Michael Lowy… De estos años resultaron la vocación internacionalista de Rodolfo, su interés por los derechos de los pueblos colonizados, y un libro que hoy puede considerarse clásico: Las clases sociales en las sociedades agrarias.

En la última sección del fragmento que aquí se publica, Stavenhagen cuenta su experiencia como secretario del Centro Latinoamericano de Investigaciones en Ciencias Sociales y editor fundador de la revista América Latina, en el periodo 1962-1964. Fue en esos años cuando él y Pablo González Casanova acuñaron el concepto colonialismo interno y lo convirtieron en una poderosa herramienta analítica. Fueron asimismo los tiempos en que surgió en nuestro continente la red de investigadores que impactó a las ciencias sociales del mundo con la discusión sobre la dependencia. Uno de estos investigadores era, por supuesto, Rodolfo Stavenhagen. Pero sus años brasileños terminaron abruptamente, con el golpe militar que derrocó al presidente Goulart.

En el futuro próximo, se podrá acceder a otros fragmentos de estas conversaciones en la página web de ciesas Occidente. Reitero mi agradecimiento a mi admirado y añorado amigo Rodolfo y a Elia Gutiérrez de Stavenhagen. Doy asimismo gracias a Regina Martínez Casas, quien se hizo cargo de la videograbación y participó pertinentemente en las conversaciones, y a Saúl Justino Prieto Mendoza, por su eficiente ayuda en la edición.

Instituciones

ISSN: 2594-2999.

encartesantropologicos@ciesas.edu.mx

Salvo mención expresa, todo el contenido de este sitio está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Descargar disposiciones legales completas

Encartes, año 2, núm 3, marzo-agosto 2019, es una revista académica digital de acceso libre y publicación semestral editada por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, calle Juárez, núm. 87, Col. Tlalpan, C. P. 14000, México, D. F., Apdo. Postal 22-048, Tel. 54 87 35 70, Fax 56 55 55 76. Contacto: encartesantropologicos@ciesas.edu.mx. Directora de la revista: Ángela Renée de la Torre Castellanos. Alojada en la dirección electrónica https://encartesantropologicos.mx/wordpress. Fecha de última modificación: 13 de septiembre de 2019.