Imágenes vemos, creencias no sabemos

Los altares como sustento material de la religiosidad vivida

La fe y el milagro en casa

Es nuestra Madre y debe estar en casa

Reina y Goyo Hernández. 35 años. Trabajadores domésticos, originarios del estado de Hidalgo. Fotografía de Renée de la Torre, Zapopan, 7 de marzo de 2018

Reina está casada con Gregorio (Goyo) y tiene tres hijos pequeños (el mayor de ocho años, uno de cinco y otro de diez meses). En el departamento de vecindad donde viven, en el centro de Zapopan, han montado un pequeño altar. Éste empezó cuando les regalaron un calendario con imágenes de la Virgen de Guadalupe. Recortaron la estampa de la Virgen y decidieron llevarla a la Basílica de Zapopan para bendecirla. El proceso fue sencillo, tan sólo la rociaron del agua bendita que encontraron dentro del templo. Le pregunté si hacerlo consagró a la imagen, y sin dudarlo me responde:

“Claro, antes era sólo una fotografía, ahora es la Virgen de Guadalupe”.

Hoy su pequeño altar está dedicado a la Virgen de Guadalupe, porque Reina considera que “es nuestra Madre y debe estar en casa”. A la imagen de la Virgen se han sumado otros artículos religiosos, ente ellos una Biblia, que no acostumbran leer pero que fue un obsequio de su boda.


Le platico lo que siento, lo que traigo, lo que me duele, lo que no me duele…

Sra. Blanca, 64 años, ama de casa, originaria de Los Reyes, Michoacán. Fotografía de Rafael T. Corro, Guadalajara, Jal. 2018.

Para mí hacer mi oración personal con él diario, hacer mi oración personal con él diario se trata de que yo tengo un diálogo con él. Le platico lo que siento, lo que traigo, lo que me duele, lo que no me duele, mis apuraciones y eso es diario. Levantarme lo primero que hago es darle gracias porque ya me dejó amanecer, ya me dejó ver la luz de un nuevo día que digo “Señor, ya me diste la licencia de amanecer y dar un paso más hacia ti”, porque amanezco para vivirlo hoy pero es un paso más que doy hacia la partida final, si me entiendes. Entonces amanezco a gusto, contenta, alegre y digo “Señor, este día te prometo todo lo voy a hacer con amor, por ti y para ti” y si voy a vivir el día de hoy como si fuera el último de mi vida, disfrutarlo, gozarlo, estar contenta, alegre, feliz, porque mañana no sé si amanezca o al rato me vaya, ¿si me entiendes? Y es lo que yo, a veces me pongo, llego y me quedo un rato ahí con él, rezo, platico y es de diario, de mi devoción de diario.


Si ya está bautizado, ya Dios lo reconoce como su hijo

Donato Hernández, 35 años, originario de Hidalgo, cajero en Oxxo. Fotografía de Renée de la Torre, Zapopan, 7 de marzo de 2018.

¿En qué consiste el bautizo del Niño Dios?

“En llevarlo a la iglesia a escuchar la palabra de Dios durante la Santa Misa y ya terminando la misa ya lo bendicen, ya es como un símbolo de bautismo. Es como un niño, si no está bautizado todavía no es una criatura, pero si ya está bautizado, ya Dios lo reconoce como su hijo. Ya forma parte de la familia de Dios.”


Los respeto y los quiero y siento que ellos me protegen a mí

Blanca, ama de casa, 64 años, originaria de Los Reyes, Michoacán. Fotografía de Rafael T. Corro, Guadalajara, 25 de abril de 2018.

El santo de mi devoción es el Sagrado Corazón de Jesús. Siempre le he tenido fe. Con el Sagrado Corazón de Jesús como que siento que estoy muy protegida por él. Que es Jesús, es él mismo. Son mis ideas, el Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen María, para mí, pues los respeto y los quiero y siento que ellos me protegen a mí.


A mí me han hecho muchos milagros

María Trinidad García Escobar. Ama de casa. 60 años, originaria de la ciudad de México. Fotografía de Rafael T. Corro, Guadalajara, Jal. 26 de abril de 2018.

Para Gloria del Señor, soy Ministro de la Eucaristía, entonces yo necesito estar en constante oración. Me gusta tener el altar porque para mí es como un signo de que Cristo está presente ahí, y pues no sé, a lo mejor mi fe y lo que yo decido hacer, pues viendo la imagen me profundiza un poco.

En mi casa toda mi familia es católica, y desde mi niñez mis padres me enseñaron esta fe y hemos continuado. Somos una familia pues muy unida y cuando podemos nos unimos en oración todos. Cuando no, pues yo estoy obligada a hacer oración por la mañana y por la noche.

Yo tengo a Cristo y a la Virgen. A mí me han hecho muchos milagros. Yo sé que para muchas personas es algo pues, a lo mejor, que no tiene sentido, pero para mí sí, a mí me han hecho muchos milagros. He recibido muchas gracias; simplemente ayer tuve la dicha de comprobar que María Santísima estaba conmigo, porque me picó un alacrán y no me pasó nada, nada. Y yo estaba rezando el rosario, entonces yo tengo la plena convicción de que María es la intercesora ante Jesús para que no nos pase nada.


Si el primer milagro lo hizo Dios por su madre, pues entonces qué le puede negar a ella

Hortensia Ramírez Sandoval. Ama de casa, 70 años. Originaria de Autlán, Jalisco. Fotografía de Anel Salas, Guadalajara, Jal. 28 de mayo de 2018.

A la Virgen le rezo porque sé que es la Madre de Dios y sé que las madres les piden a los hijos, y si el primer milagro lo hizo Dios por su madre, pues entonces qué le puede negar a ella… yo pienso que nada. Sin embargo, yo, cuando me voy a dormir, trato de rezar un Padre Nuestro, porque creo que ahí se encierra mucho de lo que somos y mucho de lo que no somos, porque es muy fuerte esa oración y es muy difícil de cumplir.


Para mí la imagen principal es la de Cristo, ésa la tengo en la puerta de mi recamara

Hortencia Ramírez Sandoval. Ama de casa Edad: 70 años. Originaria de Autlán, Jalisco. Fotografía de [anónimo], Guadalajara, Jalisco 28 de mayo de 2018.

Tengo el Niño Dios y lo venero cada día que nace; por decir algo, le cambiamos su ropita, lo que es tradicional, pero mi esposo le tiene mucha fe a San Judas Tadeo, mi papá le tenía mucha fe a San Martín Caballero, de ahí por qué lo tengo, y el cirio cuaresmal, dicen que es muy bueno tenerlo, yo tengo muchos, no tanto como quisiera… pues yo quería juntar los cuatro cirios para cuando hagan falta porque yo sí quiero que me pongan velas; o sea, yo quiero que me pongan cirios en mi velorio.

Los cirios yo los llevo cada Sábado de Gloria a bendecir, porque todos están benditos, y los guardo dentro de esa vitrina, o sea los guardo, y como son muchos no los tengo que estar prendiendo constantemente porque no se acaban. Ése es el que más prendo, porque ahí está, pero te digo, los conservo, los compro, que los bendigan.


Dios mío, cuídame de las malas cosas que hay en la calle, ampárame

Lucía, comerciante de tamales, 67 años. Originaria del barrio de Atemajac. Fotografía de Renée de la Torre, Colonia Tepeyac, Zapopan, 19 de agosto 2019.

Yo me levanto: “Gracias a Dios señor por haberme dejado vivir”, me persigno, al salir a la puerta me persigno, digo: “Dios mío, cuídame de las malas cosas que hay en la calle, ampárame”, en la mañana; en la noche yo rezo ya para dormirme y le rezo a mis hijos, los bendigo, bendigo mi casa y me acuesto a dormir, le doy gracias a Dios: “Gracias te doy, gran Señor, por dejarme anochecer, y en caridad te pido me dejes amanecer en gracia y servicio tuyo y sin ofenderte, amén”. Ésa es mi oración.


No permito que me agarren nada de juguetitos, porque son de ella

Lucía, comerciante de tamales, 67 años. Originaria del barrio de Atemajac. Fotografía Renée de la Torre, Colonia Tepeyac, Zapopan, 19 de agosto 2019.

En esa cajita, atrás del osito, está una urnita de un muertito, de un niñito chiquito que se le murió a mi hija. Ya tiene ocho años, pero la voy a llevar a enterrar porque lo quiero llevar al templo. Por eso tengo ese altarcito, y sus juguetes para el niño, por eso no permito que me agarren nada de juguetitos porque son de ella (su nieta).

Ocho años tiene ahí; sí, son juguetitos para el bebé. Y yo quiero llevarlo a tierra santa, nada más estoy esperando la orden de mi hija, allá tengo agua bendita.


Para mí la religión es cuestión de fe

Dolores, 57 años, Zapopan.Fotografía de Renée de la Torre, Zapopan, 7 de marzo de 2018.

Sé que es una imagen equis, sé que está hecha por los hombres, sé que no es nada divino por decir algo, pero yo pienso que tu fe te hace respetar, porque para mí la religión, nadie vio nada, no sabemos nada, sabemos lo que se ha leído, pero ¿quién hizo los libros?, el hombre, pero el hombre es para matarse solo, entonces para mí la religión es cuestión de fe, yo sé que hay un Dios, porque, pues es que debe de haber algo sobrenatural o superior para que podamos creer, para que podamos vivir, y siento que hay un Dios porque hay muchas cosas que no tienen explicación.


Apareció al lado del pozo, y luego supe que era la Virgen del Pozo

Fotografía de Renée de la Torre, Oaxaca, 21 de abril de 2018.

Esta imagen se apareció un mañana de manera milagrosa. Lo curioso es que apareció al lado del pozo, con su mancha de humedad. A partir de ese día empecé a recibir bendiciones. Yo le gané fe. Ahora hasta vienen los vecinos a rezarle. Luego supe que era la Virgen del Pozo, una imagen cubana. Desde entonces le monté su altar y cada que tengo problemas le rezo y me auxilia.


Nadie resiste algo tan lindo, es irresistible, ¿no?

Elena Mendez de la Peña, estilista y escritora fantasma. Fotografía de Renée de la Torre, Guadalajara, 2 de abril de 2019.

Mi mamá tenía un Niño Jesús, y cuando murió, no me tocó. Entonces le encargué a un exnovio que me comprara uno en Madrid. Lo llevé a bendecir. Luego lo llevábamos a San Juan de Dios para comprarle ropita. Entonces la gente se hincaba y se persignaba a la pasada. Ahí entendimos de veras qué fuerte es lo que tenemos. O sea, mi hijo estaba chiquito, decía: “¡ay mamá! ¿ya viste?, la gente reconoce al Niño Jesús”.

Todos los años, el 2 de febrero, invito a amistades a vestir al niño. De hecho tiene su madrina de vestido y hacemos todo el ritual como se acostumbraba antes. Pues hacemos algo de comer, le pongo una sabanita para entregarle al niño a la comadre. Limpiamos al niño con un aceitito como de bebé, y luego ya lo vestimos. Tiene zapatos, tiene ropa interior, tiene un calzoncito largo. Todas esas personas súper anti-religión, anti-curas, todo, pero nadie resiste algo tan lindo; es irresistible, ¿no?

Junto al niño pongo agua bendita que siempre tengo para cuando viene alguien que tiene algún problema y quiere rezar conmigo, luego la gente no reza, pero te piden, a mí me mandan mensajitos. Y te piden: “¡ay, es que traigo un problema, me van a operar a mi mamá, mi niño está enfermo o no me puedo embarazar; ay, reza, no seas gacha”, entonces me piden que rece por ellos. Para eso tengo una libretita donde pongo a la gente con problemas en una listita. Unos no vienen, o sea hay gente que no necesariamente sabe dónde vivo ni nada, pero yo siempre les digo: “te voy a poner en la listita”.


Imágenes milagrosas. Capillas barriales

Ella me oye, y cuando le pido algo siempre me cumple

Rosendo Plasencia, capitán del Grupo de Danza Ritual Azteca Hermanos Plascencia, 70 años. Fotografía de Renée de la Torre, Guadalajara, mayo del 2015.

Hace veinte años, un franciscano llegó a su casa y se la regaló, con todo y traje de peregrina. Y resultó que la Virgen ha sido muy milagrosa. El altar tiene sus veladoras encendidas, y sus ramos de flores. Son los danzantes los que se encargan de llevarle flores y luz para mantener contenta a la Virgen. Rosendo dice que él tiene una relación muy especial con la Virgen: “ella me oye, y cuando le pido algo siempre me cumple. A veces cuando estamos ensayando las coreografías de la danza en la calle, se ven las nubes negras que amenazan con lluvia, yo le pido a la Virgen que detenga la lluvia para poder continuar con el ensayo, y es impresionante cómo las nubes se van alejando del cielo”.


Fue donde se quemó el oratorio, pero a San Miguel no le pasó nada

Altar de la familia Pineda, danzantes concheros.Miguel Angel Pineda, capitán de danza conchera Señor San Miguel. Fotofgrafía de Renée de la Torre, ciudad de México, 1º de noviembre de 2005.

Cuando mi abuelo salió de la pulquería, se encontró al santo sin cabeza y lo recogió y se lo llevó a casa. Al otro día unos niños, que estaban en la calle jugando futbol, recogieron la cabeza. A mi padre le gustaba ir a chacharear, y el domingo fue al baratillo y se encontró la cabeza. Se la vendieron en 20 o 50 centavos de aquellos tiempos. Entonces mandó a restaurar al santo y ahí inicia la danza al Señor San Miguel. En los años treinta le entregan a mi abuelo la osamenta del general Medina (se refiere al cráneo), porque no siguieron la tradición de enterrarlo. Esa osamenta la conserva mi padre y la pone como base del Señor San Miguel. El primer oratorio estuvo en la calle de Pintores, en la colonia Morelos, ahí fue donde se quemó el oratorio, pero a San Miguel no le pasó nada. Después nos cambiamos a la calle de Tipografía, y ya en los años 60 mis padres se vinieron a la casa actual, donde continúa el oratorio. Él es el Santo principal de nuestro altar, al cual le ofrendamos nuestras danzas y plegarias, por ello el estandarte del grupo de danza está dedicado a San Miguel Arcángel. Él es muy milagroso, y nos ha salvado de muchos problemas. Éste es el primer año que lo vestimos de guerrero azteca, pues siempre vestía como soldado romano, pero si es nuestro santo patrón ya debe vestir como nosotros.


Hay personas que dicen: ah, es mala la Santa Muerte; las malas son las personas

Miguel Ángel Lemus, 30 años. Guardián de Templo Santa Muerte, colonia Las Juntas. Fotografía de Anel Salas. Guadalajara, Martes 3 de julio de 2018.

Ah sí en la casa de mi mamá tenía una santa muerte y él le prometió pues hacerle su templo, él lo hizo, sabe qué le cumpliría, pero entre más para él y ya de ahí vino la devoción de la gente, vino gente de otros lugares, ya había más gente ahí en ese templo y ya vino por lo mismo, y es el primer templo que hizo en Guadalajara.

Yo me considero católico al cien por ciento porque creo en Dios, yo creo en la Virgen, yo creo en el ángel de la muerte, para mí es el ángel de la muerte porque fue el creador, los ángeles y el ángel de la muerte, es por eso porque si no hubiera muerte no estaría Adán y Eva, o sea mi criterio pues, o sea no estuviéramos aquí.

Sí, pues aquí viene gente que le rezan a veces, se persignan y se van para que no vean que hay vibra mala ni nada, ¿sí me entienden?, porque hay personas que dicen: ah es mala la santa muerte, las malas son las personas, eso sí es cierto.


La bendición de los negocios

Estas imágenes están bendecidas y así bendicen mi tiendita

Tienda de abarrotes en Chapala, fotografía de Renée de la Torre, 15 de junio de 2017.

Todas las imágenes que tengo en mi altar me las han regalado las vecinas, que son mis clientas. Ellas van a las peregrinaciones a los Santuarios, y aunque yo no puedo ir porque tengo que estar atendiendo el negocio, ellas lo hacen por mí. Me las traen a regalar y yo las coloco ahí, porque estas imágenes están bendecidas y así bendicen mi tiendita.


Yo le pido por el negocio, porque haya buena venta y que me cuide el local

Ana,“la Patrona”, comerciante del mercado de Abastos, 61 años, originaria de Sahuayo, Michoacán. Fotografía: Anel Salas, Guadalajara, 26 de junio de 2018.

Ana, a quien le llaman “la Patrona” y atiende una bodega del mercado de Abastos, montó su altar para continuar con su tradición familiar: “a la Virgen la tengo porque es la misma que tienen en mi casa. Y a San Judas porque es el santo milagroso para los negociantes”.

Todos los días se encarga de limpiar el altar y cada dos días cambia las flores del florero. Sólo en Navidad y el día de la Virgen se prenden los foquitos. Los trabajadores le dejan frutas como ofrendas. Y en la mañana todos se persignan cuando entran a trabajar y le ofrecen el día.

“Pues al principio del día nos persignamos todos. Yo le pido por el negocio, porque haya buena venta y que me cuide el local. Le tengo mucha fe, ya ve que es el santo que ayuda para las cuestiones de dinero y del negocio.”


El Niño Doctor es muy milagroso, yo sí creo, yo sí tengo mucha fe; le he pedido y me ha concedido

Manuel y Angelica Flores Leos, barrio de Santa Tere, venta de artesanías. Fotografía: Anel Salas, Guadalajara, 27 de noviembre de 2018.

Lo vestimos de danzante para el 12 de octubre, el día de la llevada de la Virgen de Zapopan, y lo volvemos a vestir de danzante para el 12 de diciembre, lo vestimos de indito.

El Niño Doctor yo se lo regalé a mi mamá, porque siempre fue muy devota; ella me platicó que le había hecho un milagro muy grande. Se lo mandé hacer a un señor que vendía fruta afuera de un hospital que es para mujeres, por la clínica del imss, y un día pasamos por ahí y estaba trabajando con un Cristo, entonces nos enseñó fotos de lo que estaba fabricando y nos enseñó el Niño Doctor, y se te fijas va a ser raro ver un Niño Doctor como éste, por su expresión; aquí viene gente y dice: “qué bárbaro, a ese Niño nomás le falta hablar, yo nunca he visto un niño tan hermoso”, y no hay gente que no le chulee, viene gente, le dejan dinero, un niño un día le dejó un carrito.

Vino un día una señora de España buscando un doctor, y pasa y se regresa y dice: “sentí que alguien me habló; qué bonito Niño, ¿me permite decirle algo?” Y le dije: “claro….” Me dijo: “tengo a mi hija muy grave, pero ojala Dios y el Niño me hagan el milagro”. Pasó un tiempo, como mes y medio, y regresa la señora y dice: “vengo a darle las gracias, mi hija estaba por tener su bebé y ya nos había dicho que el bebé no se iba a salvar y mi hija iba a vivir el 20% y ya no iba a tener hijos. Vengo a darle las gracias porque mi nieto y mi hija están bien, vengo desde España sólo a darle las gracias”.

Yo sí creo, yo sí tengo mucha fe, yo le he pedido y me ha concedido, yo no digo que él sea todo, es un medio nada más.


Ya no podia acudir a misa…

Don Pedro, taller mecánico,Fotografía de Anel Salas, Guadalajara, 8 de febrero de 2019.

Don Pedro es católico, pero debido a sus problemas en las rodillas ya no puede acudir a misa, pero dice que sí acostumbra orar ahí, rezando su rosario. Devoto de San Judas Tadeo y autor del altar, él tuvo las ideas para acomodar las imágenes que el patrón tenía olvidadas al fondo del taller. Ahora suele ser un lugar donde las personas vecinas devotas de San Judas Tadeo acostumbran ir a persignarse y encomendarse.


El templo tú lo traes

José Luis, cargador del mercado de Abastos, 52 años. Fotografía de Anel Salas, Guadalajara, 25 de junio de 2018.

Con mi altar continúo la tradición de mi pueblo de origen. Allá se acostumbraba llevar al santo y velarlo toda la noche, como si fuera un muertito. Yo se lo dedico a San Judas Tadeo porque es el más santo de los santos.

Yo no necesito ir a misa con los sacerdotes. Es que el templo tú lo traes. Jesús dijo: yo voy a construir el templo en tres días, y lo ignoraron, ¿verdad?, porque duraron 40 años para levantar el templo pero él no se refería al templo en construcción, el templo lo hace toda la gente, al tercer día, ¿cuánta multitud tenía?


Nos va muy bien en las ventas, no nos podemos quejar

Lupita, 27 años, comerciante.fotografía de Renée de la Torre, Oaxaca, 21 de abril 2018.

El cuadro de la Virgen de la Soledad y la bendición del negocio con la imagen de San Martín Caballero, patrón de los negociantes, los puso la dueña de los abarrotes para favorecer las ventas diarias. Mira lo que dice: “Dios bendiga mi negocio, mi trabajo y a mis clientes. Luego yo le coloqué al gatito de la suerte y le puse flores para que esté contenta. Nos va muy bien en las ventas, no nos podemos quejar”.


Éste es un barrio bravo

Altar en una cantina, barrio de San Juan de Dios.Fotografía Renée de la Torre, Guadalajara, 20 de junio de 2019.

Cada figura de San Judas Tadeo que hemos colocado en el mostrador la hemos puesto por cada uno de nuestros compañeros de barrio que han matado. Éste es un barrio bravo. Aunque los de aquí nos conocen y respetan.


A la Virgen de Guadalupe no le faltan flores nunca. A San Juditas no se le ofrendan flores

Mercado de las flores, Mezquitán, fotografía de Anel Salas, Guadalajara, Jalisco, 7 de febrero de 2019.

“A la Virgen de Guadalupe no le faltan flores nunca, si están marchitas llega el día y se las cambiamos, pero siempre tiene flores.”

¿Y a San Judas también le ponen flores?

“No, a San Juditas no se le ofrendan flores. Pero a la Virgen sí; su día, el doce de diciembre sí le adornamos.”


La protección en la calle o en la esquina

Como no podía salir, era mejor traerle aquí a la Virgen y montarle un altar

Chapala, Jalisco 2017. Fotografía: Renée de la Torre.

Mi esposo se enfermó y estaba muy delicado. Él quería ir a la Basílica a pedirle a la Virgencita por su salud. Entonces, pensé que como no podía salir, era mejor traerle aquí a la Virgen y montarle un altar. Y desde entonces está ahí y no tenemos que viajar para estar con ella.


Para que nos proteja diario

Fotografía de Renée de la Torre, Chapala 26 de marzo de 2018.

Esta calle se volvió muy insegura. Aquí afuera se reunían los mariguanos. Por eso coloqué la imagen de la Virgen, para que nos proteja diario.


Este lugar se respeta. La gente lo quiere. Es de todos

Virgen de Guadalupe en barrio de Atemajac, entrevista con don Antonio, 70 años, jubiladoFotografía Renée de la Torre, domingo 13 de enero de 2019.

Desde hace veinte años la colonia se ha vuelto muy peligrosa, pero este lugar se respeta. La gente lo quiere. Es de todos. La imagen fue bendecida por el párroco y los vecinos acostumbran reunirse a celebrarla el día de los santos difuntos por la noche y el 12 de diciembre, día de la Virgen. Los vecinos se organizan para rezarle y hasta bandas de música le traen. También asiste el cura a coordinar los rezos. Recuerdo que antes había un muchacho que vendía cacahuates en la esquina. A dos casas vivía un traficante de drogas. Un día vinieron a buscarlo. No lo encontraron. Y él pudo huir. No ha regresado y nadie sabe dónde está. El dueño del terreno intentó quitar el altar, pero los vecinos se organizaron y defendieron el lugar. Nadie lo puede quitar, es de todos.


Es un espacio comunitario

Ofelia, vecina de Tlaquepaque, Jalisco. Fotografía de Anel Salas , 17 de septiembre de 2018.

Fue bendito por el cura, y mira, es un espacio comunitario e hicieron juntas para que un día unos barrieran, otro día otros regaran y tenerle limpio. Ahora ya no quieren venir aquí a poner la ceniza; pero aun así mucha gente viene en las tardes, se pone a rezar su rosario, ahí solitas le rezan, señores se bajan del camión, se ponen a rezar ahí, rezan sus novenas, hay un señor que cuando ve mucha basura la quita con el pie y luego ya me arrima para acá y me dice: “seño, ahí le dejé la basura”, porque ahora estaba mucha basura con la Virgen.


Se cayó la corteza y apareció la figura de la virgen en el tronco

Capilla de la Virgen de Guadalupe, en la Constitución, Guadalajara. Fotografía de Anel Salas Domingo 3 de marzo 2019.

Se le conoce como la capilla de la Virgen de Guadalupe. Se montó hace ocho años, a raíz de que un señor chocó una camioneta en el árbol; cuando se hizo para atrás, sacó su camioneta y se cayó la corteza y apareció la figura de la Virgen en el tronco, y él salió como si nada, o sea, no le pasó nada. En agradecimiento, el accidentado vino y le hizo su altarcito, porque no le pasó nada, aunque cuentan que tumbó varios postes desde allá…

A diario pasa mucha gente que va al trabajo y se paran. A veces van en los carros y se quedan parados ahí, como que rezan alguna oración y ya se van, y siguen su camino. En general la gente respeta el lugar de la Virgen, y le da un poco de seguridad a la cuadra, porque ya la gente está muy loca aquí.

El cura reniega y no ha venido a bendecirla. Una vez que estábamos en misa dijo que ocupaba dinero para equis cosa que hace la iglesia y nos regañó: “en vez de llevárselo ahí a la virgen del árbol, tráiganmelo aquí”.


En ti ponemos toda nuestra esperanza . Tu eres nuestra vida y consuelo

Señora Ortiz, 53 años, ama de casa y madre del difunto. Fotografía Renée de la Torre, barrio de San Miguel, Chapala, 26 de marzo de 2018.

Colocamos a la Virgen y a San Juan Diego para pedir por el alma de nuestro hijo, que murió muy joven de cáncer. Queríamos consuelo, fue algo muy duro. Lo pusimos para que la Virgen nos proteja diario. Para resguardar las imágenes, les construimos sus nichitos. Plantamos nopales y rosas para generar el paisaje de su aparición. Así los vecinos recuerdan a diario el milagro de Nuestra Madre, que siempre nos acompaña y nos protege en el andar.


Aquí lo mataron a golpes

Cenotafio de la banda los Tepehuas en Chapala. Mary (vecina), 35 años, trabajadora doméstica. Fotografía Renée de la Torre, Chapala, 16 de marzo de 2018.

En el barrio de San Miguel en el poblado de Chapala, Jalisco, se construyó un altar a manera de cenotafio en el sitio donde fue brutalmente asesinado Jesús Melchor, quien perdió la vida en una riña entre dos pandillas territoriales, la de Derrumbes contra la de Tepehua. Una vecina cuenta:

“Aquí lo mataron a golpes, le desfiguraron la cara por querer ingresar al barrio de los otros. Lo dejaron irreconocible y lo arrojaron en la esquina que marca el límite entre las dos bandas” . Esto ocurrió en el año de 2009. Y fue el primer deceso violento producto de las riñas entre pandillas de barrios. Al principio este lugar se convirtió en el punto de reunión de la pandilla Tepehua, donde asistían a vender y consumir mariguana. Los vecinos hablaron con las madres de los jóvenes y negociaron colocar una imagen de la Virgen de Guadalupe y otra de San Judas Tadeo en un altar resguardado por una reja. En 2013 murieron otros tres jóvenes victimas de las drogas, cuyos nombres están también inscritos en el cenotafio. En 2018 colocaron los nombres de otros cinco jóvenes.

“La madre de Jesús Melchor es la encargada de mantener limpio y regar las flores que acompañan el altar. Las madres del barrio se reúnen a rezar y celebran cada aniversario de sus hijos difuntos en este altar.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *